02 septiembre 2007

Un abrazo, compañera.



Tómate el tiempo que precises y cuando el desaliento desaparezca y te sientas con ánimos ya volverás.

Te sentará bien tomar distancia, alejarte de este entorno que no entiendes ni te place, estas actitudes que te sorprenden y disgustan, este espacio que se te está haciendo irrespirable.

Eres amigable, franca y alegre, animosa y tenaz, sensible y solidaria, leal y buena compañera y no podrás cambiarlo y precisamente porque así te conocí y me gustas porque eres así comprendo tu desánimo y es por ello que te anímo en tu decisión de distanciarte aunque ello represente no poder disfrutar de tu compañía durante tu ausencia. Un abrazo muy fuerte y hasta pronto. Este paisaje, tu tierra tan bella, es un regalo para ti.


Publicar un comentario